¿ESTÁ BIEN RESULETO ESTE UTILITARIO 100% ELÉCTRICO DE OPEL?, ‘YES, OF CORSA’

Durante unos días hemos tenido la oportunidad de rodar con el utilitario y urbano Opel Corsa-e, el que fuera hace cuatro años el primer eléctrico de la marca y que ahora sigue evolucionando para ofrecer un completo equipamiento en confort y seguridad, además de aumentar la autonomía hasta superar los 400 kilómetros.

El Corsa-e está disponible en tres acabados, y para este contacto dispusimos del modelo más equipado de la familia, el Opel Corsa Electric GS, que da una potencia de 156 CV haciendo honor a sus siglas GS, sinónimo de deportividad en la marca. Está disponible con un precio de 34.290 euros, al que se le pueden aplicar las ayudas de un descuento máximo de 7.000 euros.

CAMBIOS EXTERIORES Y MEJORAS INTERIORES

Para esta nueva generación del Corsa eléctrico, se ha actualizado el exterior con nuevas ópticas y parte de la parrilla delantera con el ya clásico panel de abeja que montan la mayoría de los coches eléctricos. También se ha modificado la parte trasera para darle un aspecto más ancho y robusto. Por cierto, que el alerón trasero, que parece una prolongación del techo, le da un toque muy deportivo. En medidas totales no hay cambios y sigue contando con 4,06, metros de largo, 1,43 m de alto y 1,76 m de ancho, con 2,54 m de distancia entre ejes. Lo que sí ha mejorado es el interior, con una habitabilidad superior al modelo anterior.

A pesar de tener que incorporar las baterías, el Corsa-e cuenta con un maletero que difiere poco de sus hermanos de combustión, ya que cuenta con una capacidad de 267 litros frente a los 300 litros de los térmicos. Eso sí, abatiendo los asientos traseros se puede disponer de hasta 1.042 litros de capacidad

CONECTIVIDAD COMPLETA E INTUITIVA

Evidentemente, este nuevo Corsa eléctrico cuenta con una total conectividad con el smartphone sin necesidad de cables que, además, resulta muy intuitiva y fácil de manejar. Para ello dispone de dos buenas pantallas: una de siete pulgadas para la instrumentación, y otra digital de 10 pulgadas que ofrece toda la información necesaria, además de estrenar el nuevo sistema multimedia Opel Connect para Apple CarPlay y Android Auto.

Nos hacemos fans de los nuevos sistemas de seguridad y ayuda a la conducción, y en este Corsa eléctrico no faltan el control de crucero, la frenada automática de emergencia con detector de peatones, la alerta activa por cambio de carril involuntario, el asistente inteligente de luces de carretera, el asistente de arranque en cuesta o el detector de señales de tráfico.

Por supuesto, elementos de confort como el climatizador, los retrovisores eléctricos y calefactados, las lunas tintadas, los sensores de aparcamiento, los faros LED o el arranque sin llave, también forman parte del equipamiento de serie, lo mismo que los asientos deportivos en tela que, por cierto, son muy cómodos y envolventes.

CON PRESTACIONES

Algo que impresiona en los coches eléctricos son sus prestaciones, sobre todo en el momento de entregar la potencia, y en el Corsa-e no iba a ser menos. Eso sí, como ocurre con la mayoría de estos vehículos, el Corsa dispone de varios modos de conducción para consumir la energía justa en cada momento. En este caso cuenta con los modos Eco, Normal y Sport, y aunque había que probarlos todos, el que ofrece un comportamiento más ‘adecuado’ es el Normal para poder rodar por todo tipo de carreteras de la forma más cómoda. El cambio al modo Sport se nota mucho, y es donde te das cuenta de lo que son las prestaciones en los eléctricos ya que entregan toda la potencia, mientras que el modo Eco las reduce bastante para no ‘comerte’ la carga enseguida. El modo Normal, lógicamente, está entre medias del máximo y el mínimo consumo.

Como ya hemos comentado, la autonomía puede superar los 400 kilómetros, que para un coche con vocación urbana está muy bien. En carretera de viaje no vas a conseguir llegar a los 400 kilómetros a una velocidad máxima permitida, pero sí sobrepasa los 300 km, que también está muy bien. Hablando de la velocidad máxima, comentar que este Corsa GS puede alcanzar los 150 km/h a pesar de sus 1.530 kg de peso. El peso puede influir en la frenada, sobre todo afrontando curvas con velocidad, pero a su favor tiene la estabilidad que proporciona la colocación de las baterías con un centro de gravedad más bajo.

MÁS POTENCIA Y RECARGA MÁS RÁPIDA

Con la nueva versión del Corsa eléctrico también llega más potencia gracias al nuevo motor de 115 kW, que es equivalente a los 156 CV mencionados al principio, con lo que homologa hasta 405 km de autonomía. La recarga también es más rápida, ya que puede cargar del 20% al 80% en sólo 30 minutos con una potencia de 100 kW/h, aunque si lo conectamos a un punto de recarga de corriente alterna con 7,4 kW de potencia el tiempo de carga llega hasta las 8 horas. Sin problema y más barato si tienes la posibilidad de recargar en casa durante la noche.

Con una recarga de 10 kW se pasa del 20% al 80% en sólo 309 minutos.

LO MALO EL PRECIO

Es una lástima que podamos contar las excelencias de un coche como el nuevo Opel Corsa-e, sobre todo si hablamos del acabado más alto como este Electric GS, al que le daba la razón el anuncio que hemos visto en televisión y que responde a las preguntas con un ‘Yes of Corsa’, y tengamos que poner el ‘pero’ en su precio, porque los 34.290 euros que indica la marca resultan excesivos si lo comparamos con otros modelos eléctricos más grandes y con más prestaciones. Pero bueno, hasta que se regulen un poco los elevados precios en general de los coches eléctricos, seguro que el Corsa sigue contando con su público.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *